Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
lunes, 1 de junio de 2009

EL LIDERAZGO EN LA EDUCACIÓN

En innumerables ocasiones el docente tiene que enfrentar situaciones que ameritan o exigen de él cualidades de liderazgo. Por tal motivo, la academia de la docencia debe formar docentes o profesionales de la educación capaces de desarrollar dichas cualidades de manera que la enseñanza impartida en nuestras Instituciones educativas lleven consigo un ingrediente adicional al simple convivir diario de los estudiantes y los docentes en el proceso enseñanza – aprendizaje, dicho ingrediente va relacionado precisamente con la capacidad del docente de volverse un agente efectivo en la transformación de conductas impropias o inadecuadas por conductas que reafirmen compromiso, responsabilidad, puntualidad, calidad, productividad, sensibilidad ante los distintos problemas que nos afectan, entre otros importantes valores impulsores de trabajo, esfuerzo y motivación intrínseca. Él y nadie más que él, debe ser en su aula el líder formal, modelo a seguir por sus alumnos, como decía un afamado General Norteamericano de la Guerra de Vietnam “Soy el primer soldado que pisa el campo de guerra y el último quien quita su pie de él” es decir que debe ser un docente audaz, integro, con un sentido ético y moral superior al promedio, que demuestre su conocimiento sin apantallar a sus alumnos, y que tiende su mano amiga para ayudarles con sinceridad y honestidad, además de ser un docente que acompaña y apoya a sus estudiantes en sus luchas por sus derechos, pero que también les enseña a reflexionar para que entiendan que estos deben cumplir con sus deberes estudiantiles para poder reclamar sus derechos.


En tal sentido, la academia, debe procurar, desarrollar esta capacidad en los docentes, a través de la continua capacitación y actualización de estrategias educativas y metodológicas que le permitan su avance o evolución necesaria para lograr la efectividad de sus metas educativas, la eficiencia de sus desempeño en la aplicación de métodos prácticos dirigidos a desarrollar las aptitudes y actitudes de sus alumnos bajo su responsabilidad y por ende, la eficacia del proceso educativo. Entonces para lograr efectivamente que el docente se convierta en ese líder que necesita esta nueva concepción del proceso educativo, que desea un cambio de paradigma. Es preciso ir más allá de una simple capacitación esporádica, situacional u ocasional, improvisada para cumplir con políticas gubernamentales cargadas de intereses ideológicos. Esta capacitación es inadecuada, puesto que no cumple, ni esta estructurada bajo preceptos o modelos basados en técnicas de capacitación, formación y desarrollo de la Gerencia de los Recursos Humanos del ente ministerial, sino, que precisamente por ser tan poco sistemática, falla, y lejos de lograr la evolución del docente, lo estanca y no lo forma como el líder que necesita las Instituciones para transformar al alumno en el nuevo republicano o el nuevo ciudadano con capacidades propias de los luchadores sociales que requiere la nación para lograr su desarrollo. En consecuencia, el docente del sistema educativo venezolano, requiere, un verdadero Plan de Desarrollo, Capacitación y Adiestramiento, que potencie cada uno de las cualidades que permitan su transito hacía el liderazgo efectivo. Para ello, se debe estructurar un plan que considere, cursos, talleres, foros, entre otras actividades de capacitación de liderazgo efectivo, liderazgo compartido, motivación, técnicas de comunicación, técnicas de supervisión, relaciones humanas, relaciones interpersonales, calidad, calidad total, calidad del servicio, calidad orientada al cliente (estudiante), técnicas de eficiencia y productividad en el trabajo, valores humanos, valores laborales, ética educativa, entre otros, importantes componentes que puedan desarrollar liderazgo en los docentes carentes de esta importante cualidad o característica fundamental para el cambio del paradigma educativo y que pueda reforzar y desarrollar el liderazgo nato de los docentes que ya por circunstancias individuales sean líderes en sus respectivas aulas de clases. Mientras se siga improvisando en la capacitación del docente, el ansiado cambio tardará en llegar y el Liderazgo en la Educación seguirá siendo siempre una cualidad que sólo algunos poseen por cuenta propia y no será la característica distintiva de los docentes de nuestras Instituciones Educativas.

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...