Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Autor y Administrador

Mi foto

Administrador de Empresas, especialista en RR HH, en el oficio del Marketing Digital, en la Docencia de la Educación para el Trabajo, amante de la tecnología, escritor amateur, dedicado a la comunicación efectiva de contenidos variados a través de las Redes Sociales y los Blogs.
Con la tecnología de Blogger.
martes, 20 de julio de 2010

DECÁLOGO DE NUESTRO PRESENTE

Hoy, estamos viviendo en nuestro pueblo una situación bastante dramática por la crisis económica que se esta padeciendo, como ya se dijo en posts pasados, con la presencia de escasez de algunos de los productos de la canasta básica, acaparamiento, usura y especulación por parte de algunos comerciantes, la falta de un eficiente y eficaz gobierno local, no se percibe mejoría en el tiempo, ni acciones conducentes para mejorar la situación, mucho menos que estén orientando programas hacia la calidad, no se están aprovechando los recursos turísticos del Municipio, que en mi parecer viene a constituirse en la ventaja comparativa cierta, con respecto a muchos lugares del país que quisieran tener estas maravillas naturales, los servicios públicos cada día empeorando y los privados estancados, haciendo algunas salvedades pero que son escandalosamente onerosos e imposible de ostentar, ya que a estas provincias no llegan, es lamentable pero yo siempre lo manifiesto por las Redes Sociales en las que participo, somos una población excluida, por estar en uno de los Estados más pobres del país, además de ser uno de los más alejados de los grandes centros poblados, aquí todo parece disfuncional, la telefonía fija es fatal, la inalámbrica (celular fija o de hogar) deficiente, la celular o móvil con muchos desperfectos y la conexión de datos vía móvil es destacadamente mediocre, esto sólo por hablarles de las comunicaciones, pero… hay más. Ya les digo…


Hoy, en este pueblo de Dios, las drogas proliferan y lo peor es que los organismos del orden público tiene conocimiento detallado de todo el sistema de distribución de las sustancias psicotrópicas, pero parecen temer de ejercer su función en la sociedad, hasta cierto punto se les entiende, pues el sistema judicial es tan frágil que a los dos o tres días los delincuentes están nuevamente en la calle haciendo de las suyas, las pandillas, la delincuencia juvenil y el ocio están a la orden del día, en cada esquina del pueblo, se ven 3, 4, 5 y más chicos, haciendo absolutamente nada, es lastimoso pasar y verlos allí sentados en las aceras fumando y hablando sandeces, es triste, como amargo es que no se invierta en programas deportivos y recreacionales para insertar a estos chicos en actividades productivas, culturales y sociales ó para los programas que existen hacer que su cobertura se amplíe para evitar la desocupación. Pero no veo que se este haciendo nada al respecto. Mientras tanto el monstruo se devora el futuro de nuestros pueblos.

Hoy, la seguridad es pésima, los organismos disque competentes para mantener el orden público, sólo parecen cuidarse a ellos mismos en sus respectivos cuarteles y batallones de papel, porque no se siente su presencia, más sólo… cuando ya han sucedido los hechos o sucesos lamentables, pues no evitan nada, no se ve prevención del delito, ni su autoridad y mucho menos la fuerza que representan. Manda el hampa. Como se dice en el argot futbolístico… Los Organismos del Orden Público: 0 – El hampa: 7. le esta ganando y por goleada.

Hoy, la educación básica y diversificada en los Institutos oficiales, ha desmejorado la calidad aproximadamente en casi un 70 % y la superior como un 50 % y no estoy hablando nada más en este caso de la Universidad Bolivariana y la Misión Sucre, sino que estoy haciendo referencia a todo el sistema de educación superior, exceptuando algunas Universidades privadas y de capital mixto que gozan de prestigio y aceptación académica a nivel incluso internacional, no obstante, los antivalores se recrean una y otra vez en los centros educativos, que lejos de ser centros de formación para el trabajo y la vida, parece más bien centros para el fomento de la mediocridad e imbecilidad, es lamentable decirlo así, pero salvo una minoría estudiantil y docente, que se esta preparando, más por motivación propia que por los programas educativos de estas Instituciones, y que se deben sacar del montón, lo demás no se puede salvar, pues no aprenden para enseñar, hacer, crear y emprender, si no que lo hacen generalmente para tener el título, cumplir con una formalidad y conseguir promociones laborales, sin una evaluación efectiva y justa. ¿Cómo puede avanzar la educación de un país así? Se sigue apostando por la masificación pero en detrimento de la calidad.
Hoy, los profesionales e intelectuales del país son vejados por un régimen que le importa tres pepinos la meritocracia y la preparación, los mantienen con los sueldos más bajos del mercado laboral, en ocasiones les da mejores salarios a los obreros y administrativos, que no dudo que se merezcan buenos dividendos, pero jamás debe ser en menoscabo de otros, persisten caprichosamente cada día en marginar al personal profesional y técnico, quitándoles incluso los beneficios sociales logrados a través del tiempo por derecho, los hunde en la depresión de la miseria, obligándoles a abandonar sus cargos en muchas ocasiones, para ir en busca de mejores oportunidades en otros sectores industriales menos deprimidos. En fin, parece ser algo sistemático y reiterativo. A pesar de todo, la barbarie jamás podrá ganarle a la inteligencia, el poder de la mente es superior y a los bárbaros su tiempo les queda contado. Al Imperio Romano no lo derroco la Barbarie, sino las ideas de los grandes intelectuales, religiosos, enemigos del absolutismo y la injusticia.
Hoy, en el Estado (provincia) donde resido, la vialidad es un completo desastre, las carreteras nacionales, se exhiben con un centenar de cráteres lunares, porque ya no parecen simples agujeros, parches y remiendos mal efectuados, sin decir del caos de los muros de reducción de velocidad que están por doquier, los transportistas se quejan del pésimo estado de estas importantes vías de comunicación, no obstante, el gobierno regional ni se inmuta al respecto y que les puedo decir de las vías alternas, de las calles y principales avenidas de las ciudades del Estado, parece una historia de terror, se puede hasta considerar que viviéramos en guerra, pero no contra los gringos, ni contra otro pueblo foráneo, si no con la desidia, la indeferencia y el olvido de estos dirigentes.
Hoy, en el caso particular de nuestro Estado Sucre, donde se había logrado una red de servicios de salud ambulatoria y de asistencia integral medianamente optima, podemos decir que impera igualmente la desasistencia, hay escasez de médicos y, se entiende por lo que acote previamente, los insumos llegan con retardo, y no en las cantidades optimas para brindar verdaderos servicios integrales, hay más obreros y trabajadores administrativos que doctores y la burocracia prospera como florcitas perennes de primavera, es toda una odisea ir a estos centros médicos. Además, con la creación de los Hospitales o Centros de Atención Integral de la casi olvidada Misión Barrio Adentro, se suma otro problema, la desconfianza en los médicos cubanos, que si bien comenzaron con muchas ganas de servir a los necesitados han ido desmejorando en el tiempo, aunado que la población duda mucho de que estos en su mayoría sean verdaderos galenos y especialistas. Por ende, la gente termina asistiendo a Centros Clínicos Privados, donde les desangran sus bolsillos, para verse con ciertos especialistas, que luego cuando las personas van a la capital y se atiende con los médicos más destacados, estos últimos hacen ver a los de las provincias como incompetentes, ineptos y peseteros. Ante esta realidad crítica, reaparecen enfermedades endémicas ya controladas y persisten otras que hasta ahora nunca han dejado de hacer presencia, como es el caso de la Malaria y el Dengue en este Estado costero.
Hoy, presenciamos la más feroz casería a la libertad de expresión, en la historia reciente de nuestra vida en democracia, se han silenciado medios de comunicación audiovisuales y escritos, se han perseguido a periodistas y comunicadores sociales, se amenaza constantemente a la disidencia y ahora hasta están estableciendo mecanismos claros de control del ciberespacio, para evitar que la voz divergente, llegue al pueblo a través de la difusión y crecimiento del uso y utilidad de la Internet. Tema bien tratado en amplitud en el post anterior “CENSURA EN LA RED”.
Hoy, podría seguir hablando de tantos problemas que perviven y conviven con la ingobernabilidad y las falta de autoridades verdaderamente competentes, los problemas no son nada mas los mencionados, ya que existen muchos y todos en mi opinión, solucionables, pero estamos concientes, que en los dirigentes que nos representan en los Poderes Públicos no hay capacidad para tal tarea, aquí podría nombrarles, el desempleo oficial, la desinversión pública y privada, local y foránea, la corrupción administrativa, el desabastecimiento, entre otros, que más o menos indican que el pueblo debe reaccionar, para cambiar.
Hoy, con la descripción de estos problemas, los dejo con el próximo post, un “Consenso para construir el futuro de una Venezuela incluyente”. Para que entiendan queridos lectores que la hora ha llegado…

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...