Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 14 de julio de 2010

Tu sigues vivo

El tiempo sigue en su incansable marcha al ritmo de sus segundos, minutos y horas, pasan los días, las semanas, los meses y los años, mientras nuestra luz comienza a extinguirse y con ella sus huellas comienzan hacer estragos en nuestro maltrecho y cansado cuerpo, en nuestros ojos entristecidos, en nuestra piel que se hace áspera y dura. Implacable como la muerte no da tregua, no entiende de razones, ni de emociones.



Lentamente se adueña de nuestras destrezas, cubre de nieve la cabeza y nos va secando tal cual árbol desde adentro, pudre nuestro corazón y nuestra raíz y luego comienza a marchitar nuestras hojas y tallos.



La capacidad se entumece, y el viento comienza a romper nuestras ramas, la pasión se adormece y el amor desaparece con el olvido.


En la memoria se comienza ha borrar lo de hoy y se sigue recordando el pasado, aquellos días de glorias vividas, de amores encontrados, de sucesos inesperados, siguen viviendo nuestras añoranzas, nuestros sueños perdidos, nuestro amor más querido.



El silencio llega, la mirada se pierde, la voz deja de sonar… Y el aliento desaparece.



¡Yo no se que hay más allá! Ni siquiera quiero insinuar… Pero si quiero decir, que aún sin aliento, sin aire en nuestros cuerpos, sin el latir de nuestros corazones, perduramos en el tiempo, no nos vamos… ¡Nos quedamos! Por cuanto no lo se. Aunque si sé que depende de nuestras vivencias, de nuestra obra en la vida y de la memorias reproducidas.



Mientras el recuerdo perdure en los corazones de quienes nos conocieron, y vivieron con nosotros todas aquellas cosas hermosas de la vida, seguiremos vivos, seguiremos viviendo y perdurando burlando al tiempo.



Desde la semana pasada, que me dieron la mala noticia del fallecimiento de mi querido Tío Cancio Moreno, no he dejado de pensar y de recordar todo cuanto fue, todo lo que hizo y dejo en esta vida…



Recuerdo su forma de pararse, de caminar, su voz añeja retumba en mi mente, recuerdo su casa al frente de la vieja plaza del pueblo, recuerdo su viejo camión, sus negocios, incluyendo aquel Bar a las afueras del pueblo y que por mucho tiempo llevo su nombre como apodo. Su finca en los Caraños, su casa en las Cuatro Esquinas, sus hijos e hijas, mis primos queridos, su bella y querida esposa Teresa, mi querida Tía también en el descanso eterno, todo recuerdo. Y sobre todo recuerdo sus historias de la juventud, las que me contaba mi madre, de sus travesuras, de sus amores y de lo arriesgado que era. Todavía recuerdo tanto y en medio de esta tristeza una sonrisa viene acompañada de la complicidad de sus alegrías y risas.



Hoy desapareciste físicamente de este mundo, tu tiempo se acabo y ya no tienes tu aliento, pero sigues vivo en mi corazón y en el de tus hijos y en el de todos los seres que te conocimos y que compartimos el buen tino de tu amistad y cariño. Por eso lo digo, Tío…



¡Tú sigues vivo!

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...