Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Autor y Administrador

Mi foto

Administrador de Empresas, especialista en RR HH, en el oficio del Marketing Digital, en la Docencia de la Educación para el Trabajo, amante de la tecnología, escritor amateur, dedicado a la comunicación efectiva de contenidos variados a través de las Redes Sociales y los Blogs.
Con la tecnología de Blogger.
viernes, 9 de julio de 2010

TODOS HA VOTAR


 
Comienzo este post diciendo… no hay forma de explicar todo este embrollo de los alimentos que se han perdido en centenares de contenedores... se habla y se comunicó, según las investigaciones de algunos medios audiovisuales y de prensa escrita, de más de 100 mil toneladas de comida podrida, de ahí el no tan flamante apodo a la filial de PDVSA, PDVAL; PUDREVAL…

Se sabe que ante tan dantesco escándalo gubernamental deben haber muchísimas personas implicadas, no obstante el gobierno se ha hecho de la vista gorda, bueno no solamente el gobierno, sino las autoridades disque competentes para controlar que este tipo de sucesos tan lamentables no sigan ocurriendo en este país. Me refiero específicamente a los señores Legisladores de la Asamblea Nacional, a la Fiscalía, la Contraloría, a los Magistrados del Tribunal Superior y a la Defensoría del Gobierno digo… del Pueblo.


El Gobierno como siempre, terminó por pelotearles la culpa a los empresarios, es decir a la oposición, cosa que me parece absurda y sin cabo ni rabo, pero así se están presentando las cosas en estos momentos.

Y lo más terrible es las sanciones impuestas a los periodistas que han denunciado el hecho por los distintos medios de comunicación del país. Esto da otros matices al caso, que se convierte no sólo en un escándalo bochornoso que perjudica la imagen de Venezuela ante la comunidad internacional, sino que además traslada el asunto a una nueva forma de castración de la libertad de expresión en nuestro país.

El Sr. Presidente y su comitiva ensalza el hecho como un complot más de la oposición, para desestabilizar el poder mientras sigue orquestando intervenciones a los Bancos, expropiando bienes de particulares, sean o no, de interés social o de justa y necesaria necesidad.

Por su parte el pueblo, que sigue dividido, queda abismado de lo que esta sucediendo, chavistas y no chavistas repudian el hecho, aunque en su percepción entiendan al mundo con visiones distintas.

Un termómetro no muy exacto, pero con el cual se puede hacer una estimación regular de la realidad política venezolana, es la Internet, que según cifras extraoficiales en el país sobrepasa los 10 millones de usuarios, habla de que mucha gente culpabiliza al gobierno del problema, aunque sigue un grupo minoritario defendiendo la posición del Presidente. Quien se encargo el año pasado de crear una Misión denominada “chavezcandanga” solo para hacer presencia en twitter y defender al gobierno de los miles y miles de Twist (comentarios de 140 caracteres) que las personas colocan para hablar de forma negativa de la gestión del presidente.

Por su parte, las empresas encuestadoras serias hacen sus sondeos de opinión y Focus Group y en los resultados de manera contundente señalan la culpabilidad del gobierno en el hecho.

Por último lo que día a día, escuchamos en la calle, en el trabajo, en el transporte, en los Bancos mientras esperamos nuestro turno o en la consulta médica, es más que evidente, y coincide la opinión de que el gobierno de alguna manera tiene responsabilidad en el hecho.

Por lo tanto, habiendo determinado sin mayor argumento más que la opinión pública que el gobierno es culpable o tiene responsabilidad directa en los hechos que han provocado este escándalo, y se supone que las Instituciones antes mencionadas, no controlaron, ni controlan la gestión gubernamental, y tampoco establece responsabilidades, ni ha enjuiciado a ningún jerarca del tren ejecutivo del gobierno, no queda otro mecanismo de castigo más que el voto.

La sociedad o el pueblo, debe establecer el castigo por el canal regular, hacer lo propio, si bien no lo puede hacer con los responsables directos del cruento delito administrativo, por ahora… Buscará la forma de hacer justicia y dar las providencias necesarias, primero a los responsables de la inacción legislativa para regular al Poder Ejecutivo y para que no siga siendo un Ministerio más, subordinado al Gobernante de turno, y que pueda eligir unos Poderes Autónomos, tanto el Judicial como el Ciudadano, ecuánimes y justos, que realmente funcione como decía nuestro Libertador Simón Bolívar, como censores de la moral y protector de las buenas costumbres, entre estas, dar un buen uso a los recursos del Estado, capaces de castigar los delitos vengan de donde vengan con independencia total.

Para que después esa nueva representación legítima del pueblo, pueda investigar, enjuiciar y castigar a los culpables de estos hechos o sucesos espantosos que no tienen ninguna justificación, ni parangón en nuestra historia republicana.

Se puede aplaudir que el Gobierno tenga iniciativas sociales o de ayuda social, como PDVAL, Mercal, entre otros. Pero lo que no se puede seguir permitiendo, es que estos organismos se conviertan en Instituciones por y para la Corrupción, a la vista gorda de las autoridades.

Esto me recuerda aquel famoso Plan del Gobierno en sus inicios, que fue mal llamado, porque esto es una afrenta más a la memoria de nuestro Libertador: Plan Bolívar 2000. Cuantos millones de millones se dijo que se habían perdido y cuantos Comandantitos de Escuadrón no se hicieron de grandes fortunas, con los negocios y auto-créditos, luego exonerados y/u olvidados por el Estado.

En estos últimos 10 años, las historias de corruptelas se han repetido constantemente, de Institución a Institución, sin embargo, hasta ahora no habían sido tan evidentes, ni tan crueles como estas, por tratarse de comida… comida comprada con los dineros del pueblo, para el pueblo.

Esto no sólo fue y es un delito, sino un pecado imperdonable, tomando en consideración la pobreza y el hambre que padecen nuestros sectores marginales o menos favorecidos, y ni hablar de las hambrunas en Haití; Etiopia y África.

Y si a esto le sumamos, las centenares de medicinas y vacunas vencidas almacenadas en los distintos centros de salud del país, el problema de la electricidad, el agua potable, las deficiencias del resto de los servicios públicos, por negligencia, incompetencia, falta de gerencia, toda una suma, pero de infelicidades habidas y por haber, para no decir posibles, la antitesis del pensamiento bolivariano.

En tal sentido, en procura de una búsqueda desesperada y urgente a las distintas problemáticas que padece nuestro ya cansado pueblo.

Se nos presenta este próximo 26 de Septiembre, la posibilidad de cambiar nuestras autoridades, legislativas, de forma directa y de manera indirecta por representación, los rectores del CNE, los Magistrados del TSJ; a la Fiscal y el Contralor General de la República y la Defensora del Pueblo.

Ya basta, de estar haciendo presión, quitándoles el derecho a otros, cerrando las vías de comunicación, haciendo tomas de las Instituciones, entre otras acciones que aunque parecen a primera vista efectivas, en muchos casos, siempre serán simples paliativos, pues los problemas se solucionan temporalmente, pero resurgen nuevamente y no como el ave Phoenix precisamente, pues no perecen, mientras germinan otros, y crece nuestra frustración y descontento.

Por eso queridos lectores…

Este 26 de Septiembre salgamos ha VOTAR MASIVAMENTE, no te quedes en la casa, creamos en el poder del sufragio, tengamos Fe en nuestro sistema democrático. No se sientan frustrados por las derrotas, aprendamos del fracaso y del suelo… levantémonos para triunfar.

Si estas harto de todas estas injusticias, de toda esta ineficacia e ineficiencia, de toda esta podredumbre administrativa y gerencial… Sal ha votar con conciencia por Venezuela, aparta el miedo, olvídate del pesimismo, piensa en tus hijos, en tus nietos, en el futuro de nuestro bello país, que merece un mejor destino y que nos llama hoy para que hagamos patria en su auxilio.

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...