Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
jueves, 21 de mayo de 2009

Palabras que hacen recordar


Lo escuche decir que su madre no lo quería, que una mujer la había golpeado, él agradecía tanto que ella hubiera intervenido y repitió, no me quería, mi mamá me lo dijo, salio a comprar las pastillas, pero esa mujer la detuvo, sino... yo estuviera...
Después de trabajar toda la mañana, salí del trabajo y comencé a caminar como siempre lo hago... esta vez como en otras ocasiones, me hice acompañar por Gregoria mi alumna, mientras caminábamos del trabajo hasta la parada del pueblo, conversábamos, yo por supuesto algo esquivo y callado, porque días atrás le había dicho a esta joven, que en este sábado saldríamos para almorzar y pasar un rato agradable, pero como siempre mis problemas económicos me impedían cumplir mi promesa, así que no toque el tema sino ya llegando a mi destino, le pregunte por su teléfono, que si funcionaba, ella me dijo que estaba bien, así que le dije -bueno muy a pesar de que no soy amigo de hablar por teléfono, no te extrañes que te llame en cualquier momento, te hice una invitación y no se me ha olvidado- ella sonrió y ciñó la cabeza en señal de acuerdo, le di un beso y nos separamos. Estaba bastante cansado... camine sólo unos metros más para estar ya en la parada, vi. la cantidad de gente que estaba esperando para viajar y de repente como si me hubieran dicho no te vallas todavía, se me vino a la mente que debía comprar pan para llevar a casa, muy a pesar que estaba justo en frente para comprar el pan en la panadería de la parada, preferí caminar algunas cuadras para comprar el pan en la panadería catedral, así que comencé nuevamente a caminar, luego de que hice lo que mi mente me ordeno, regrese y pareciera que estaban las mismas personas esperando, me detuve justo en la parada y casi en segundos se estacionó un autobús justo en frente de mi, el ayudante del conductor saco su cabeza por la estrecha ventana del autobús y grito el nombre del pueblo llamando a la gente para que se embarcara, subí en lo que pude...


Tome unos de los mejores asientos del auto, me senté y pose mi cabeza sobre el espaldar cerré los ojos y espere por unos segundos y cuando los abrí ya el autobús estaba casi completamente lleno, pero de repente un ruido irrumpió en el ambiente, escuche una fuerte alharacas alce mi frente para observar de donde provenían las voces pude ver que se trataba de varios jóvenes que venían riendo y hablando en voz alta, muy excitados, subieron al colectivo pasaron al puesto posterior al mío pero uno de ellos se poso justo al lado de mi asiento, mientras gritaba "voy a decirle al conductor que coloque en su reproductor éste CD", note que estaba muy inquieto, sus compañeros gritaban y cantaban, el joven se levanto y se dirigió hacia el conductor... en ese momento pensé, por el aspecto que estos tenían, que podían asaltarnos cuando el auto partiera para el pueblo... los observe, pero, nuevamente casi por intuición determiné que estos no harían cosa alguna, volví a posar mi cabeza en el espaldar del asiento, segundos luego percibí el aroma de una bebida, presumo que era whisky barato ó ron, ellos seguían con el bullicio, yo con mi cansancio escuchaba sus voces, mientras trataba de dormir un rato, el joven que tenía sentado a mi lado, quien presumo era el líder del grupo, seguía gritando al chofer "chofer, chofer pon el CD", él conductor por su parte no contestaba a su pedido, y su ayudante les decía a los jóvenes que tuvieran paciencia, sin embargo, de repente cuando ya estábamos en la carretera rumbo al pueblo, comenzó a sonar la música del joven, este salto del asiento y comenzaron a cantar, era música vallenata, ellos con su bullicio y yo cansado, sin embargo no me levante del asiento, todo lo contrario, logre en medio de aquello conciliar mi sueño... cuando faltaba poco para llegar al pueblo, desperté... el autobús se había detenido, unas personas se bajaron, quedaron unos asientos solos, no obstante no me cambie de lugar, continúe allí cerca de esos jóvenes enardecidos por el alcohol y la alegría de su música. A medida que el autobús se acercaba al pueblo, yo prestaba más atención a la música, entonces comencé a recordar mis raíces, mi bello pueblito, mi gente y aquellos bailes a los que asistía en mi adolescencia, entonces comprendí, la euforia que sentían estos muchachos, mi rosto que desde la ciudad venía ceñido se relajo y una sonrisa afloro en mis labios, aquello que veía y escuchaba, la cara de aquellos jóvenes y mis recuerdos, me dieron un pequeño momento de felicidad. Por fin estábamos frente a la entrada del pueblo, levante mi tronco y eleve mi cara para ver la calle, de pronto alcance escuchar decir al joven que estaba a mi lado... "estoy cumpliendo años hoy" sonrió y dijo... "mi mamá no me iba a tener, exclamó verdad pana no me iba a tener ella me lo dijo, iba para la farmacia a comprar unas pastillas para botarme y no dejarme nacer. Pero una mujer la detuvo y hasta la golpeó para que no lo hiciera, de verdad que se lo agradezco porque sino... estuviera... yo por ahí como un duende... saliéndole a la gente por los caminos... asustando a más de uno" se sonrió y justo en ese momento se detuvo el autobús, había llegado a mi parada, gire mi cara hacía al joven y le dije, permiso y él me contesto "claro mi tío pase"... me baje y comencé a caminar hasta mi residencia, era un trecho largo, así que pensé que hay palabras que hacen recordar... que no debemos dejar nuestros proyectos inconclusos... ya hace bastante que vi aquel ser extraño, en ese camino oscuro y solo... y el destino o la providencia me guió hoy para hacerme recordar, que tengo algo que hacer, que comencé y que debo terminar.

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...