Etiquetas

Tecnología y Gerencia

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
jueves, 21 de mayo de 2009

Una noche en la que olvide por completo


Un día como cualquiera, recuerdo que era jueves, después de ir a hacer ejercicio como siempre, llegue a casa, me duche y me prepare para ir a la casa de la abuela de mi esposa, para cantar cumpleaños a la tía Carmen Luisa, Camucha como todos le dicen por cariño. Saque mi bici y subí por el camino principal al pueblo, llegue a donde la abuela como a las 7:30 pm. Y desde ese momento compartí un rato con la familia de mi esposa, ella y yo como siempre distantes e indiferentes, la rutina de siempre... Ella llamo a los presentes en la reunión para cantar el feliz cumpleaños, gracias a Dios porque ya me estaba comenzando a impacientar, no soy muy amigo de las reuniones familiares, pero como se trataba de Camucha cedí a ir, ella nos ha ayudado muchísimo, era lo menos que podía hacer... una vez que terminamos de cantar y felicitar a la festejada, espere mi trozo de pastel, comí y seguí esperando que se hiciera la hora de partir de regreso a casa, cundo oí que mi esposa dijo ya nos vamos, le dije “yo me voy adelante como el Tío Carlos Julio, te va llevar y yo ando en la bici, me voy para llegar antes que tu a la casa” ella me contesto "esta bien vete y espéranos allá", me despedí y monte en la bicicleta y comencé a bajar eran casi las 9:00 pm.


Como quería llegar rápido a la casa decidí cortar camino cruzando por la calle de la señora Suyi, le decimos así a la calle, porque es la casa de ella la única que queda en esa vereda, lo demás es maleza, árboles y plantas, es una calle que desemboca a un camino de tierra que cruza un caño a través de un puentecito hecho con madera que comunica al pueblo con las casas de la urbanización donde resido, aquel día estaba oscura la calle por la falta de alumbrado, pero había luna llena y se podía ver con facilidad el sendero, recuerdo el aroma de la tierra y el monte mojado aún por la lluvia de la tarde. Cruce la calle sin pensar en los detalles que he mencionado, más bien pensaba en el trabajo que debía proseguir luego de llegar a la casa, acostumbro trabajar en las noches, cuando todos duermen, me encanta la quietud y la frescura de la noche. Al llegar a metros del puente decidí parar para alzar la bici saltar unas charcas de agua y lodo que se habían formado temprano, no quería que mis pantalones se salpicaran de barro, justo en ese momento alce mi vista, porque percibí que algo me estaba observando, sentí una presencia algo que me miraba, pero en ese momento no vi nada, una vez que salte y estaba del otro lado del lodo, alce nuevamente la mirada y justo en frente de mí, aproximadamente como a cinco o seis metros más específicamente parado justo en el otro lado donde comenzaba el puente, observe una figura cuasi humana erguida en dos pies ó patas, estaba ahí y a ella no le vi. rostro, ni contorno, ni detalles, me pareció como un animal, específicamente un mono, de esos que llaman araña, por el color de su pelaje oscuro, creo que el hecho de haber asociado aquello con un animal no me permitió sentir miedo y no se de donde me salio tanta determinación, pero dije en voz alta, sea lo que sea que este parado ahí va tener que quitarse, porque por ahí voy a pasar yo, así que me abalance sobre él sin quitarle la vista y a medida que yo avanzaba el se desplazaba hacía la izquierda, yo lo podía ver como se movía, pero no alcanzaba a ver su pies, ni escuchaba sus pasos, más sin embargo, como de ese lado del camino habían pasado una maquina, se había formado más que una charca era como un pequeño estanque, supongo que en ese momento debió haber allí más de una rana, porque en lo que el empezó a desplazarse escuche un ruido escalofriante y violento, creo que las ranas huyeron despavoridas, chasqueando el agua por donde salieron en ese momento, mi cuerpo se quedo pasmado, congelado, inerte, sentí mucho temor, pero no le quite la vista de encima a esa cosa que me observaba, todavía no me explico como salio de mí esa actitud, porque mi reacción ante aquel sonido fue gritarle palabras obscenas y reclamos, dicen en mi tierra que cuando uno ve algo tan extraño como lo que veían mis ojos en ese instante es mejor decirle groserías y no demostrar el miedo y eso fue lo que hice y mientras lo hacía fui alzando mi pierna derecha, me subí en la bici y comencé a pedalear sin mirar atrás, pero pensando en esa figura, con una incógnita tan grande como el Empires State, ¿Que cosa era eso que se me atravesó en el camino?, continúe pedaleando una vez que cruce el camino de tierra, mi mente regreso a lo que venía pensando antes, tenía bastante trabajo y hambre, llegue a la casa, me cambie de ropa, dos minutos después llego mi esposa con las niñas, me pregunto si hacía mucho que había llegado y le dije no, hace solo unos minutos, no hicimos más comentarios, ella entro en su cuarto con las niñas yo estuve un rato con ellas, pero no le hice ningún comentario, sencillamente porque de una forma muy extraña mi mente parece haber apagado la luz de ese recuerdo, es decir que por esa noche olvide lo que me había sucedido, me senté luego a trabajar y mi mente permaneció bloqueada de ese suceso, quizás fue un mecanismo de defensa de mi organismo, o tal vez simplemente lo olvide, como olvido constantemente cosas, detalles, las llaves, o un producto cuando voy al supermercado, me intriga mucho eso, pero la mente es un terreno tan profundo y tan difícil de descifrar que de verdad no podría terminar de escribir las variables que pueden modificar en un determinado momento el comportamiento humano, así que quizás nunca sepa ha ciencia cierta que me sucedió y porque esa noche olvide completamente lo que mis ojos vieron. Que extraño… ¿Verdad queridos amigos?

0 comentarios:

Visitas al Blog

Suscríbite al Blog por E-mail

Entradas populares

DOUGLEANDO

Es real


Precisamente hay que decir lo que se piensa y donde se piensa, esa es una de las grandes virtudes de la democracia y en estas pseudo democracias decirlo con fundamentos y responsabilidad... más valor tiene la palabra y la protesta porque es aún más honroso, esto significa que aquí hay que decirlo muy bien, para no errar y caer en el delito o faltar a la Ley Resorte... En fin ahí voy... al grano... Hace unos días... asesinaron en un evento público a un Concejal de nuestra Municipalidad, precisamente al Presidente del Consejo Municipal... Y a pesar de no haber estado presente tengo que manifestarme en mi pequeña tribuna para decir que eso fue algo demasiado lamentable y hasta, sentí mucha pena por lo acontecido... que desdén tienen nuestras autoridades que no pueden siquiera brindar a la colectividad seguridad...


Leer más...